Back to top

Capitán Ignacio Carrera Pinto

Dedicado A: 
Ignacio José Carrera Pinto
Localización: 
Antofagasta, El Loa, Calama
Dirección: 
Frente Oficinas de la Municipalidad
Referencia Localización: 
Frente Oficinas de la Municipalidad
Categoría: 
Monumentos Públicos
Tipología: 
  • Busto

El monumento al Capitán Ignacio Carrera Pinto está frente a las oficinas de la Municipalidad de Calama. Consiste en un busto de metal pintado de negro brillante sobre una base de concreto y una placa de bronce. Conmemora al capitán del 6° de línea y héroe de la batalla de La Concepción. Ocupada Lima por parte de las fuerzas de Chile en 1881, comienzan éstas a avanzar hacia la sierra, exigiendo contribuciones en alimentos, animales, agua y otras provisiones a los habitantes de las localidades peruanas del territorio sitiado. Esto generó la organización de la población indígena del Perú, principalmente quechuas y aimaras, para resistir la ocupación militarmente. De este modo, numerosos indígenas formaron montoneras que atacaban de manera irregular, con armas arcaicas como hondas, mazos y lanzas, siguiendo los principios de la guerra de guerrillas. Esta resistencia fue una de las principales características de la Campaña de la Sierra, última fase de la guerra del Pacífico (1879-1883), llamada también guerra del salitre porque los intereses económicos por este mineral fueron una de las principales causas del conflicto.

Hacia julio de 1882, el regimiento 6° de línea Chacabuco se encontraba asentado en la localidad de Concepción, en la altiplanicie peruana, frente al río Jauja. Una parte considerable del contingente chileno en la sierra había enfermado y se encontraba en desfavorable posición frente al levantamiento cada vez más enérgico de las montoneras indígenas y del ejército regular del Perú. Ignacio Carrera Pinto había recibido advertencias de un inminente ataque a su contingente, por lo que el 8 de julio ordenó acuartelar las tropas en la ciudad de Concepción. Las fuerzas militares al mando del coronel Juan Gastó, junto a un millar de guerrilleros indígenas, entraron en Concepción la tarde del 9 de julio de 1882. Los cuatro oficiales y 77 soldados combatieron con el escaso armamento de fuego de que disponían y posteriormente, en el cuerpo a cuerpo, resistieron con arma blanca hasta la muerte de cada uno de ellos. Aunque no se tiene testimonio histórico de los detalles del combate, el hecho de que no haya habido un solo sobreviviente chileno da cuenta del valor de estos 77 hombres que pasaron a la historia como “Los héroes de La Concepción”.