Back to top

Cajón del Río Achibueno

Localización: 
Maule, Linares, Linares
Referencia Localización: 
Aproximadamente 20 km hacia el sureste de la ciudad de Linares.
Categoría: 
Santuarios de la Naturaleza
Tipología: 
  • Geomorfología / Fauna / Paisaje / Flora y Vegetación / Geología / Piezas o Sitios Paleontológicos

El área protegida corresponde al cauce y zona de inundación de cuerpos de agua continentales y glaciares tributarios del río Achibueno y el mismo río (3.327 ha aproximadamente), así como laderas adyacentes y riberas de propiedad privada (1.262 ha aproximadamente), lo que en su conjunto suma una superficie total de 4.589 hectáreas aproximadamente. El Santuario se encuentra ubicado en las comunas de Linares, Longaví y Colbún, Región del Maule, a aproximadamente 20 km hacia el sureste de la ciudad de Linares.

Parte del área en cuestión se ubica en el sitio prioritario para la conservación de la biodiversidad denominado "Altos de Achibueno", establecido a través de la Estrategia Regional de Biodiversidad de la Región del Maule (2003). Este sitio fue priorizado como uno de los cinco sitios de la región con mayor importancia por biodiversidad, debido a que las formaciones vegetacionales presentes en él, poseen características propias de bosques primarios, es decir, de muy baja intervención antrópica y, por tanto, con un bajo nivel de degradación.

El objeto de conservación de dicho sitio prioritario es el denominado Bosque Maulino, caracterizado por la presencia de asociaciones de especies caducifolias pertenecientes al género Nothofagus con especies predominantes como Roble Maulino y Hualo. Este bosque es distinguido a nivel mundial por su gran singularidad y valor biológico por encontrarse en una región de transición entre los biomas del Bosque Templado Lluvioso Valdiviano y el Matorral Esclerófilo Chileno, considerados como dos de las doscientas ecorregiones de mayor importancia para la conservación a nivel global (WWF, 1997). Esta área se encuentra además ubicada dentro de los 34 "hotspots" de biodiversidad reconocidos mundialmente como de importancia global para la conservación de la biodiversidad (Myers et al., 2000; Arroyo et al., 2006).

El área reúne una serie de características de singularidad y representatividad, tanto a nivel ecosistémico, de especies, patrimonio cultural y paisajístico. Desde el punto de vista del valor ecológico del área, esta se encuentra en la ecorregión de agua dulce mediterránea, la cual presenta la mayor riqueza de especies y el mayor grado de endemismo en Chile. La calidad del agua presenta características excepcionales, con todos los parámetros bajo los límites de la norma técnica NCh1333.Of78. Se observan características típicas de ritrón, con aguas frías y altamente oxigenadas. No hay evidencias de contaminación.

Adicionalmente, se han descrito seis especies de fauna íctica nativa, de las cuales tres están en peligro, dos vulnerables y una casi amenazada.

Asimismo, el sector reúne poblaciones de bellota del sur (Beilschmiedia berteroana), lleuque (Prumnopitys andina), la hierba Senecio linearensis y guindo santo (Eucryphia glutinosa), además de ecosistemas caducifolios dominados por ñirre (Nothofagus antártica) y lenga (Nothofagus pumilio), exclusivos de la región vegetacional de Linares. También se observa la presencia de especies en su límite de distribución. Tal es el caso del pudú (Pudu pudu) y de dos especies de fauna íctica en peligro de extinción (límite norte), así como de las especies arbóreas Roble de Santiago (Nothofagus macrocarpa) (límite sur) y Mañío de hoja larga (Podocarpus saligna) (límite norte).

Cabe destacar que los ecosistemas mencionados están escasamente representados en las áreas protegidas del país. Así, la creación del área constituye un aporte a la representatividad de los pisos vegetacionales Bosque caducifolio mediterráneo andino de Nothofagus obliqua y Austrocedrus chilensis y Bosque caducifolio mediterráneo andino de Nothofagus glauca y N. oblicua.

Desde el punto de vista de la integridad ecosistémica, el área Cajón del Achibueno representa en sí mismo un ecosistema de gran diversidad y variabilidad, lo que posibilita la persistencia de procesos ecológicos y evolutivos, el intercambio de genes entre poblaciones de una misma especie y la conservación de las poblaciones que allí se encuentran. La preservación de la integridad ecosistémica es esencial para mantener las características hidrológicas de las cuencas de captación, incluyendo el régimen natural, la conectividad de los ambientes hidrológicos entre cuenca arriba y cuenca abajo, las relaciones entre agua freática y agua superficial y la estrecha relación entre los ríos, sus planicies de inundación, y el bosque nativo. Con esta declaratoria se constituye el primer Santuario de la Naturaleza en cubrir la totalidad de los cursos de agua de una cuenca hidrográfica en Chile central.