Back to top

Humedal de la desembocadura del río Lluta

Localización: 
Arica y Parinacota, Arica, Arica
Referencia Localización: 
Ruta A-210, Playa Las Machas
Categoría: 
Santuarios de la Naturaleza
Tipología: 
  • Flora y Vegetación

Los humedales son zonas caracterizadas por la acumulación de agua. La importancia que para el hombre revisten estos ecosistemas dice relación con su capacidad de regular el microclima, abastecer de agua potable, amortiguar inundaciones y ofrecer espacios para el desarrollo de actividades recreativas. La flora de estos ambientes son de gran particularidad y se caracterizan porque su distribución no es dependiente del macroclima, sino que está fuertemente influenciada por condiciones puntuales de la zona. Chile posee una gran cantidad de humedales entre los cuales destacan los costeros, que hacen de interfaz entre ecosistemas terrestres, pues se ubican de preferencia en la desembocadura de arroyos y ríos, donde hay una mezcla periódica de las aguas salinas del mar con el agua dulce de los cauces. Su distribución a lo largo de la línea de costa representan un arreglo lineal de hábitats que sirven de corredor al movimiento migratorio de un gran número de especies de aves.

De hecho, la desembocadura del Río Lluta configura el principal humedal costero del norte de Chile que brinda refugio, descanso y alimentación para diversas especies de aves playeras que migran a lo largo de la costa Pacífico desde el hemisferio norte bordeando el Pacífico. En el Humedal habitan unas 130 especies de aves, lo que representa el 30% de todas las especies de aves descritas para Chile. Dentro de este grupo se ha registrado también el 40% de las aves migratorias (regulares y accidentales) que pasan por nuestro país. Este humedal es también hábitat de especies de aves endémicas de Arica y de la zona tropical árida. Estas especies son de distribución muy local y por las condiciones de aridez extrema de la zona, su distribución es acotada.

En tanto, la vegetación del Humedal también tiene una gran importancia, pues es una de las pocas áreas con vegetación nativa dentro de una región dominada por la aridez extrema. La Formación Vegetal de quebradas y oasis posee una superficie potencial de 54.682 hectáreas, de las cuales no existe representatividad en el Sistema Nacional de Áreas Silvestres Protegidas del Estado (SNASPE). Actualmente la quebrada del Río Lluta y su desembocadura están clasificadas en el Libro Rojo de los Sitios Prioritarios para la Conservación de la Diversidad Biológica en Chile.