Back to top

Instalan placa identificatoria en campo de prisioneros políticos “3 y 4 Álamos”

Imagen de Instalan placa identificatoria en campo de prisioneros políticos “3 y 4 Álamos”
Lunes, 21 Enero, 2019
  • La inauguración de la placa que identifica al sitio de memoria como Monumento Histórico forma parte de los compromisos del Estado suscritos por el Consejo de Monumentos Nacionales, en el marco del Plan Nacional de Derechos Humanos (2018-2021), en el capítulo sobre memoria histórica.

    Una placa identificatoria del Sitio de Memoria “Ex Campo de Prisioneros Políticos y Centro Clandestino de Detención 3 y 4 Álamos”, protegido como Monumento Histórico a través del Decreto del Ministerio de Educación Nº 252 del 31 de agosto de 2017, fue instalada este sábado 19 de enero en el ingreso al recinto.  La iniciativa,  gestionada por la Corporación 3 y 4 Álamos y el Consejo de Monumentos Nacionales, se enmarcó en las iniciativas del “8º Encuentro Nacional de Ex Detenidas y Detenidos de Tres y Cuatro Álamos”.

    La inauguración de la placa que identifica al sitio de memoria como Monumento Histórico forma parte de los compromisos del Estado suscritos por el Consejo de Monumentos Nacionales, en el marco del Plan Nacional de Derechos Humanos (2018-2021), en el capítulo sobre memoria histórica.

    La actividad, en la que participaron cerca de 400 personas, contó con la presencia de diputados, dirigentes del mundo de los Derechos Humanos, artistas, representantes de la Municipalidad de San Joaquín y sobrevivientes y familiares del ex Campo de Prisioneros y Centro Clandestino de Detención de la dictadura militar.

    Este recinto, que estuvo en funcionamiento entre los años 1974 y 1977, se constituyó en uno de los principales campos de prisioneros políticos, reconocidos oficialmente por la dictadura militar en 1975. Entre los valores históricos del sitio identificados por el Consejo de Monumentos Nacionales en el decreto, se señala que “de modo paralelo y coordinado, en este lugar operó un campamento de prisioneros políticos -Tres Álamos, lugar de detención reconocido por el Estado y administrado por Carabineros de Chile-, y un recinto clandestino de detención y tortura, Cuatro Álamos, inicialmente no reconocido, administrado por la Dirección Nacional de Inteligencia (DINA)”.

    Junto con ello, es destacado por ser “un vestigio material del sistema de represión con fines políticos organizado por las más altas autoridades de gobierno, que da cuenta de la extensión y de la coordinación temporal y geográfica de las diversas instituciones pública”.